• Favoritos

Pilas recargables

Pilas recargables

19/02/2009

Héctor Goldwasser


Ecología y ahorro parecen ser palabras opuestas. Es por eso que muchas empresas optan por no tomar medidas que preserven el medio ambiente, con tal de no subir el precio de sus productos y perder ventas frente a la competencia. Es lógico: Si se implementa un sistema de reciclado o de canalización de desechos, esto implicará un mayor gasto para la empresa, y le impedirá obtener las máximas ganancias.

Pero lo que no es tan lógico, es que sean tan pocas las personas que adviertan que, en este camino, el futuro de nuestro mundo, es decir aquél en el que vivirán nuestros hijos y nietos, es cada vez más sombrío y conflictivo.

Ahora bien… ¿Que pensaría si le dijese que existen algunos casos en los que ser ecológico, lejos de representar un gasto, implica un ahorro? Tal vez no lo crearía. “En todo caso no implicará un costo extra, pero tampoco un ahorro”. Sin embargo, esto es totalmente cierto, y la respuesta son las pilas recargables.


La pila, un elemento clave en la contaminación

Las pilas son un elemento clave en el actual proceso de contaminación. Aquellas que son arrojadas con el resto de la basura domiciliaria, son las causantes del 93% del Mercurio en la basura domestica, así como del 47% del Zinc, del 48% del Cadmio, del 22% del Níquel, etc. Estas pilas sufren la corrosión de sus carcazas afectadas tanto por sus propios componentes como por la acción climática y por el proceso de fermentación de la basura, todo lo cual produce el derrame de los electrolitos internos de las pilas, los cuales diseminan metales por el suelo, contaminando toda forma de vida (vegetal y animal), lo cual es más pernicioso en los terrenos salinos o con PH muy ácido.

Todo tipo de pila es nociva. Una pila de Zinc/Carbono, puede contaminar 3.000 litros de agua por unidad, las .alcalinas (Manganeso están compuestas por Dióxido de Manganeso, Hidróxido de Potasio, pasta de Zinc amalgamada con Mercurio, y una sola de ellas puede contaminar hasta 175.000 litros de agua (mas de lo que puede consumir un hombre en toda su vida). En tanto que las de mercurio compuestas por electrodo de Oxido de Mercurio con polvo de Grafito, contienen entre un 25 y un 30% de Mercurio, por lo que pueden contaminar 600.000 litros de agua.


La solución: Pilas recargables

Algunas pilas recargables también contaminan, pero el hecho de que podamos volver a utilizarla una y otra vez (hasta 1000 veces), permite que sea mucho menos la cantidad que se arroja a la basura, lo cual es una gran contribución al medio ambiente, que no se ve “inundado” por los perniciosos materiales anteriormente citados (las mas amigables son las pilas de Niquel Hidruro Metálico que no contienen cadmio y son por lejos la opción mas ecológica ). Pero además, representa un gran ahorro para nuestra economía doméstica, lo cual es tan importante en estas épocas de “vacas flacas”.

MODELO

DURACIÓN

PRECIO X UNIDAD

PRECIO X CICLO

1000 CICLOS

Se puede recargar
hasta 1000 veces
!

$6

$ 0,006

1 CICLO
Pila Descartable

$2,5

$ 2,5

Así que la próxima vez que necesiten pilas para sus radios, controles remotos, reproductores portátiles de MP3, discman, radiocasete portátil, etc. la opción más conveniente será la utilización de pilas recargables. Por nuestro mundo y por nuestra economía.


Recomendaciones a tener en cuenta al comprar baterías recargables

•  Preferir NiMH que NiCd (por el efecto memoria y por no tener el metal pesado Cadmio)

•  Capacidad: Viene indicada como mAh (miliamperios por hora). Cuanta más capacidad más nos durarán las baterías. En Ni-Cd es usual 600 mAh y en NiMH 1200-2300 mAh.

•  Cargador con función de descarga : También es útil que tenga carga rápida y que una vez cargadas las baterías pase a un modo de carga lenta para no sobrecargar las baterías.